SEFIDE EDE colabora con Alipay para promover la interoperabilidad de los pagos móviles en Europa

SEFIDE EDE, junto con Bluecode, ePassi, Pagaqui, Pivo, Vipps y Alipay colaboran para promover la interoperabilidad de los pagos digitales en toda Europa, adoptando un formato unificado de código QR para proporcionar servicios integrados y mejorados a viajeros, expatriados y comerciantes. tanto de Europa como de China. Ello implica marcar en la conexión del próspero pero fragmentado panorama de pagos móviles en Europa.

Cuando estén totalmente realizados, los usuarios de los seis monederos digitales europeos participantes podrán realizar pagos basados en códigos QR con sus aplicaciones domésticas a comerciantes locales de 10 países europeos en los que se acepten dichas aplicaciones. Al mismo tiempo, los comerciantes que ya aceptan pagos móviles a través de las seis aplicaciones en sus respectivos mercados nacionales también podrán aceptar fácilmente los pagos realizados por clientes de los otros países cubiertos por la colaboración. Además, los usuarios chinos de Alipay también pueden realizar pagos a los comerciantes que aceptan estas billeteras.

ePassi, con sede en Helsinki, y Vipps, con sede en Oslo, han comenzado a preparar el despliegue de este formato de código QR para los usuarios de varios países nórdicos, mientras que nuestra empresa, con nuestro wallet “momo pocket”, la portuguesa Pagaqui y la austriaca Bluecode tenemos la intención de ampliar la colaboración a finales de este verano en nuestros respectivos mercados nacionales. Construida sobre la base de una asociación similar anunciada en diciembre entre dos empresas nórdicas, Vipps y ePassi, y Alipay, con sede en Hangzhou, China, se espera que esta colaboración abierta continúe expandiéndose a más países y empresas europeas en el futuro.

La colaboración, la primera de este tipo en Europa, reunirá a los usuarios de los seis socios de monederos móviles, que son más de 5 millones en total, y a unos 190.000 comerciantes en Europa, así como a un número cada vez mayor de viajeros procedentes de China. Además, a medida que cada una de las firmas participantes crece la base de usuarios y la red de comerciantes, el crecimiento también es beneficioso para todos los comerciantes y usuarios de las firmas colaboradoras, respectivamente.

Las empresas que nos hemos asociado, hemos acordado aplicar un formato de código QR compatible proporcionado por Alipay, la aplicación más utilizada en el mundo fuera de las aplicaciones sociales. ePassi y Bluecode ofrecerán servicios técnicos a los monederos participantes para simplificar el proceso de integración entre ellos.

El anuncio de esta colaboración se ha producido después de que Alipay activara la asociación mundial de ocho años con la UEFA en Oporto, donde acaba de concluir la final inaugural de la Liga de Naciones. «Nos sentimos honrados de ayudar a promover un estilo de vida inteligente y experiencias digitales en Europa, mientras continuamos conectando a más comerciantes con más turistas chinos. Creemos que el pago móvil es un lenguaje universal que puede ayudar a conectar a la gente como lo hace el fútbol«, dijo Eric Jing, Presidente y CEO de Ant Financial.

Alipay atiende actualmente a más de 1.000 millones de usuarios con sus socios locales de e-wallets con sede en Asia. Lanzado en 2004, Alipay ha evolucionado de una billetera digital a un habilitador de estilo de vida. Los usuarios pueden tomar un taxi, reservar un hotel, comprar boletos de cine, pagar cuentas de servicios públicos, hacer citas con médicos o comprar productos de administración de patrimonio directamente desde la aplicación.

Además, la tecnología de Alipay se está utilizando para permitir que más de 200 instituciones financieras chinas mejoren la eficiencia y reduzcan los costos operativos. El servicio de pago en tiendas de Alipay cubre más de 50 mercados en todo el mundo, y el reembolso de impuestos a través de la aplicación está soportado en 35 mercados.

«momo pocket fue el primer wallet que procesó pagos a través de dispositivos móviles en España hace seis años. Desde entonces, nos hemos expandido para ayudar a nuestros comerciantes a aumentar sus ventas al aceptar pagos QR de miles de turistas chinos a través de Alipay«, ha comentado Mariano de Mora, nuestro CEO. «Estamos encantados de ver cómo esta colaboración con otras wallet de pago europeos pueden traer a millones de usuarios a nuestra red de comerciantes en España y ofrecer a nuestros usuarios cientos de miles de lugares para pagar con su aplicación momo pocket en toda Europa«.

 

El enfoque “Greenfield”

Es tal la velocidad de la transformación tecnológica que es posible que los cálculos de los analistas sobre el impacto que tendrá en la economía no serán ni siquiera aproximados. A mediados del siglo pasado, la vida media de las empresas era de 60 años; en 2017 no alcanzaba los 20 años y, desde que se inició la crisis, solo en España han desaparecido más de medio millón de organizaciones de todos los tamaños. Ello nos da una idea de la rapidez y volatilidad del tejido empresarial, necesitado de hacer una adaptación digital urgente en un marco en el que, de las diez compañías más importantes por su valor en el mercado, seis son grandes corporaciones tecnológicas.

Facebook, Amazon, Alibaba, Microsoft, Google y Apple no solo gozan de una posición privilegiada respecto de su cuenta de resultados, sino que su mayor valor deriva de la inmensa cantidad de datos que tienen de sus usuarios y, consiguientemente, del perfecto calibrado del perfil individualizado de cada uno de ellos. Ello les ha permitido adentrarse en el sector financiero partiendo de usos sencillos como los pagos a través de cada una de sus plataformas. Como expone la consultora Oliver Wyman en su informe “The customer value gap: Recalculating Route”, la gran banca parece haberse recuperado tras las reestructuraciones sufridas durante los diez años de crisis financiera y gracias a los esfuerzos realizados para adaptar sus canales a las nuevas tendencias del mercado, pero a estas tendencias quienes rápidamente han dado respuesta han sido aquellas seis “Big-Tech” por haber aportado un valor más relevante para los clientes, anticipándose a las entidades financieras como también lo han hecho las nuevas financiero-tecnológicas (Fintech), aunque con una dimensión inferior en volumen de ingresos y tamaño.

La cantidad de nuevos agentes que están operando con transacciones digitales típicamente financieras (y parafinancieras) ha crecido gracias al efecto de retroalimentación entre el comportamiento adaptativo de los usuarios, particulares y empresas (traducido en datos más relevantes) y el incremento de nuevas oportunidades para ampliar la oferta de servicios aún más personalizados. La riqueza de la información transaccional manejada permite comprender mejor todos los segmentos del mercado y, como consecuencia, profundizar y perfeccionar las capacidades de evaluación del riesgo y la solvencia para operaciones más complejas, garantizando la seguridad con nuevos sistemas, como blockchain. y con el establecimiento de estándares regulatorios mediante estrictas directivas internacionales.

De la misma manera que los clientes adoptan rápidamente las soluciones propuestas por diferentes empresas tecnológicas, contribuyendo a crear nuevos ecosistemas relacionales, las capacidades de las instituciones tradicionales deben orientarse, más allá de los cambios tecnológicos pertinentes, hacia un enfoque distinto, migrando el vínculo convencional que históricamente han creado pensando como instituciones monolíticas hacia otro más emocional pensando como empresa cercana, flexible y con una visión comprometida con la realidad de sus clientes.

El segundo informe de Olyver Wyman, “Estado de la Industria de Servicios Financieros 2019”, apuesta por la idea de que la banca tradicional está a tiempo de ganar el terreno perdido frente a las nuevas Fintech (“Neobancos” y “Challenger Banks”) y sobre todo a las Big-Tech, si son capaces de adoptar lo que denomina “enfoques greenfield”. Es decir, aprovechar unas organizaciones ya consolidadas y sus capacidades técnicas para crear nuevos modelos de negocio totalmente digitales desde cero, fuera de su estructura principal y sin las limitaciones de la tecnología heredada, pero aprovechando el elevado conocimiento de los clientes soportado por unas bases de datos que incorporan un gran historial de conducta financiera, y gestionando de una manera diferente la innegable cultura del oficio bancario que poseen. Otra de sus ventajas es la de haber operado siempre bajo estrictos marcos legislativos, por lo que saben ajustar sus procesos a las normas de los organismos reguladores y cumplir puntualmente con los requerimientos de seguridad y de evaluación del riesgo.

La oportunidad de adoptar el “enfoque greenfield” está ahí, de ellos depende “ofrecer una propuesta de valor al cliente para igualar o superar a los nuevos competidores«.

 

José Manuel Navarro Llena

CMO MOMO Group

Publicado en el Nº 45 de IT USER (págs. 91-93)

El Mercado de San Miguel (Madrid) se convierte en el primer centro Chinese Friendly adoptando el medio de pago ALIPAY

En MOMO Group estamos especializados en el desarrollo de soluciones y servicios financieros en la Economía Digital y, gracias al acuerdo firmado con Alipay, la principal plataforma de pagos a nivel mundial y que forma parte del grupo Alibaba, ha llevado a cabo la instalación del servicio Alipay en todos los establecimientos del Mercado de San Miguel de Madrid para que los turistas procedentes de China y todos los usuarios de este wallet puedan pagar allí sus compras con sus teléfonos móviles.

De esta forma, MOMO Group, al implementar la solución de pago móvil Alipay, ofrece mayor agilidad y flexibilidad a los casi 30 comercios del Mercado de San Miguel con este medio de pago, que permitirá al turista chino abonar sus compras cuando visite el popular mercado madrileño tan sólo capturando el código QR instalado en el punto de venta.

El Mercado de San Miguel se constituye así en el primer centro Chinese Friendly al prestar una especial atención a los usuarios de la aplicación móvil Alipay, admitiendo el pago con ella y promocionando sus establecimientos en un colectivo compuesto por cientos de millones de personas mediante el sistema de mobile marketing gestionado por MOMO Group, con el que podrán hacer publicidad personalizada para que los turistas chinos puedan seleccionar preferentemente los comercios que van a visitar y en los que pueden acceder a ofertas especiales mediante un sistema de cupones digitales.

El grupo empresarial MOMO Group integra varias empresas, entre las que destaca la entidad de dinero electrónico SEFIDE EDE, dedicada a satisfacer las necesidades financieras de las personas y las empresas en el nuevo escenario global de economía digitalizada, aunando conocimiento tecnológico y financiero para desarrollar soluciones y servicios eficientes que generen oportunidades de negocio en la nueva realidad de los mercados. Se trata de primera entidad de dinero electrónico con capacidad operativa que ha generado pagos de dinero digital (e-money) en España y que ofrece la seguridad de ser una entidad regulada por el Banco de España y el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad, y adaptada a las exigencias de la directiva europea PSD2.

BaaS + BaaP = Banco marca blanca

Como consecuencia de la transformación imparable de cualquier modelo de negocio bajo la perspectiva de que es el consumidor final quien quiere establecer una relación directa con aquel que tiene la capacidad y la oportunidad de ofrecer un producto o un servicio innovador, el sector financiero emergente (Fintech) no ha perdido la oportunidad de crear aplicaciones verticales que aportan soluciones específicas para realizar pagos, contratar seguros, realizar inversiones, hacer donaciones o demandar la cobertura de otros servicios. El crecimiento y la rápida expansión de estos nuevos actores se ha producido al mismo tiempo que se generaban, en otros ámbitos, sistemas que permitían acceder a aplicaciones y plataformas sin necesidad de contratar licencias ni atarse a proveedores fijos; nos referimos a conceptos como “Software as a Service” (SaaS),  “Platform as a Service” (PaaS) e “Infrastructure as a Sevice” (IaaS), modelos que permiten pagar solo por el uso de una aplicación, plataforma o infraestructura.

En el marco de estos ecosistemas tecnológicos, los usuarios de servicios financieros aspiran a poder disfrutar de ventajas como controlar sus datos y realizar cualquier tipo de operación, desde cualquier lugar, con cualquier dispositivo y con cualquier agente, sin tener que depender de una o varias entidades para gestionar su dinero ni estar encorsetado por una acotada oferta de productos de ahorro, medios de pago, inversión o financiación. El usuario quiere sentir la libertad de disponer de sus recursos sin las limitaciones convencionales.

De esta forma nacen los conceptos Bank as a Sevice (BaaS) y Bank as Platform (BaaP) para proporcionar soluciones seguras, inteligentes, personalizadas, reguladas y en tiempo real a los usuarios, mediante un esquema integral de procesos en el que intervienen los proveedores de servicios necesarios para garantizar la ejecución de operaciones de extremo a extremo (desde el oferente al demandante), en un entorno web y bajo demanda del usuario en cada momento.

La fortaleza del BaaS proviene de la articulación de dos condicionantes: primero, el fiel cumplimiento de la legislación bancaria de cada país que ha de observar cualquiera de las empresas que intervienen en el conjunto de procesos, debiendo tener al menos una de ellas licencia emitida por el banco central correspondiente para poder emitir y procesar dinero electrónico (aquí se apoya en el concepto BaaP); y la segunda, la integración de un conjunto de API’s (Interfaz de Programación de Aplicaciones) desarrolladas a medida para poder ejecutar cualquier transacción garantizando el cumplimiento de las normas de seguridad, protección de datos y prevención de operaciones fraudulentas.

Las funcionalidades de estas API’s permiten brindar capacidades abiertas y distribuidas de manera que cualquier empresa puede hacer uso de ellas sin necesidad de crearlas en sus propias plataformas, lo que las dota de mayor flexibilidad, menor coste de estructura y de mejor acceso a conjuntos de datos enriquecidos. De esta forma, BaaS/BaaP se pueden integrar (como Middleware) en medio de un esquema compuesto en su base por la banca convencional y, en el otro extremo, por todas las Fintech que quieran particularizar su cartera de servicios financieros mediante canales propios. Así, estas últimas podrán competir con la banca convencional sin necesidad de crear nuevos productos, y las grandes entidades podrán diversificar su oferta sin depender de la red de distribución clásica, llegando a mercados con escasa penetración y partiendo de ratios de eficiencia más atractivos.

Los proveedores de servicio BaaS proponen nuevas funcionalidades y las plataformas BaaP comparten las suyas con cada cliente conectado, uniéndose en un solo ecosistema funcional que integra a todos los actores para brindar la oportunidad al consumidor final de tomar las mejores decisiones para sus necesidades financieras. La ventaja de este esquema, como hemos desarrollado en SEFIDE EDE, es que los usuarios pueden disponer de un interfaz no necesariamente bancario (por ejemplo, un portal de eCommerce, un Marketplace o una Telco) desde donde puede acceder, mediante una plataforma creada por un “banco marca blanca”, a una amplia oferta de servicios financieros.

 

osé Manuel Navarro Llena

CMO MOMO Group.

Publicado en el Nº 44 de IT USER (págs. 128-129)

Los datos impulsarán los medios de pago

En el reciente informe realizado por Nielsen, “2018 Trends from Mobile Payments in Chinese Outbound Tourism”, se analizan las tendencias del mercado de consumo en China y se sugieren los recursos que los países receptores del turismo chino deberían priorizar para incrementar sus ventas en 2019. De las 10 tendencias apuntadas, la última hace referencia a la gestión de los datos como factor clave para integrar personas, productos y lugares.

Resultado de imagen de datos y medios de pago

El desarrollo de las tecnologías de la comunicación ha favorecido un crecimiento paralelo de la conciencia del consumidor respecto de su papel en la relación comercio-cliente, de manera que éste ha tomado el control no solo de sus decisiones sino, y más importante, de la repercusión de sus acciones mediante una comunicación más amplia y precisa en redes sociales. Ahora tiene unas capacidades de decisión y de influencia más selectivas y poderosas.

Las características del complejo mercado minorista chino, por su número (3.2 millones) y extensa área de distribución (2.200 ciudades), han provocado históricamente una intensa rotación de los comercios (en algunas regiones de hasta el 48% anual). Este hecho lo están afrontando mediante la integración de los datos de personas, productos y zonas geográficas para facilitar la comprensión de la conducta del consumidor, de sus necesidades y demandas. La gestión del “big data” la han direccionado hacia la predicción del potencial de consumo y del desarrollo de tendencias del mismo. Por lo que están siendo más precisos en la oferta personalizada, con el consiguiente éxito de ventas.

Por otro lado, Nielsen fue invitado a presentar en el World Economic Forum de 2019 la  plataforma de colaboración de datos para el desarrollo sostenible “Project 8”, creada por la Fundación de Naciones Unidas y The Demand Institute para desarrollar una comunidad global de información digital orientada a compartir, comparar y discutir sobre qué datos analizar para compatibilizar el desarrollo sostenible con la evolución de las necesidades humanas mediante modelos predictivos capaces de minimizar incertidumbres. Un ejemplo de ello ha sido, a petición del Programa Mundial de Alimentos, la elaboración de algoritmos para pronosticar hambrunas en cualquier parte del mundo, mediante el uso de bases de datos e indicadores suficientes para construir un complejo marco analítico que contribuya a acabar con el hambre.

La administración de datos (públicos) por parte de la comunidad internacional puede, y debe, conducir también a la elaboración de estadísticas oficiales que permitan la creación de indicadores más fiables que tengan impacto sobre las decisiones que adoptan las personas, las empresas y los gobiernos (como son los económicos que afectan a la evolución de la balanza de pagos, de los niveles de ocupación, de los tipos de interés o de los precios al consumo).

Como vemos, el manejo de bases de datos privadas y públicas de forma consistente tendrá grandes ventajas predictivas. Máxime si se hace de forma conjunta como ha revelado el informe de Tendencias de Medios de Pago 2018 realizado por Minsait, en el que se sugiere que las empresas procesadoras de pagos deben ser Data Driven Companies, ya que son entidades reguladas en un entorno competitivo complejo, caracterizadas por un marcado carácter innovador.

La reciente legislación europea sobre protección de datos (RGPD) y sobre servicios de pago (PSD2) ha definido con claridad el camino a seguir hacia un modelo real de Open Banking que diferenciará dos líneas de soluciones: las protagonizadas por el cash-back y el uso de QR y, por otro lado, el conjunto formado por wallets digitales, transacciones de pago inmediato e identidad digital basada en blockchain.

Así, la economía digital camina hacia una nueva economía del dato en la que lo más importante será la exploración de nuevas oportunidades para la creación y comercialización de productos y servicios de valor que integren los canales tradicionales con el eCommerce y mCommerce mediante programas personalizados que impulsen itinerarios de pago adaptados al comportamiento de compra de cada usuario, para cada necesidad concreta y en cada entorno particular.

 

José Manuel Navarro Llena

CMO MOMO Group.

 

Publicado en el Nº 43 de IT USER (págs. 94-95)

Transformación digital a través de la nube

La transformación digital es la clave no solo para crecimiento de la mayoría de los negocios, sino en muchos casos es imprescindible para su sobrevivencia. Y tanto para las empresas que están preparadas como para aquellas que no han planteado previamente los beneficios de este proceso. En este camino importante muchas compañías parecen trabajar bajo la impresión de que es muy importante ‘poseer’ todo el software y la tecnología que maneja los diferentes partes de su negocio. Pero poseer la tecnología que ejecuta su negocio significa también poseer la responsabilidad de administrarlo. Con la amplia gama de tecnologías y especialidades necesarias para ejecutar un negocio moderno, esto a menudo no es tan fácil. Y seguir los caminos tradicionales hacia el crecimiento ya no es compatible con la actual economía digital disponible 24/7. El tiempo y el costo involucrados en la incorporación de nuevos procesos, generación de aceptación y adquisición de clientes puede sofocar impulso y obstaculizar el progreso.

Aquí es donde entran en juego la tecnología de nube y los proveedores basados ​​en API. Principalmente porque gracias al cloud computing las empresas se preparan para beneficiarse de muchas ventajas, abriéndose al mismo tiempo a la introducción de otras novedades digitales de forma más simplificada. Hay muchos estudios y encuestas que demuestran beneficios de la tecnología de nube. Por ejemplo, una encuesta de Tech 5 demuestra que herramientas hechas basadas en la nube están escalando negocios. El 89% de empresas encuestadas afirmó que la tecnología de nube hizo escalación de su negocio más fácil y eficaz, mientras que el 85% dijo que era más barato. Otro informe reciente del IBM Institute for Business Value demostró que el 91% de los ejecutivos de C-suite encuestados usan algún nivel de inteligencia de automatización. Según Accenture, RPA en servicios financieros reduce el tiempo para realizar tareas en un 80-90% y cuesta de manera similar en un 80%.

¿Cuáles son los beneficios del uso de la nube exactamente?

  1. Reducción en los costos TI

Los costos de adquisición de equipos se han eliminado y los de mantenimiento se reducen notablemente. El ahorro en inversión TI es consecuente y se puede ahorrar dinero para derivarlo a otros departamentos. También es un ahorro de largo plazo porque no habrá necesidad de actualizar software y hardware ni preocuparse por subir nivel de conocimiento tecnológico de los empleados. Y además esta ventaja se aplica a los gastos corrientes, por ejemplo, mantenimiento de grandes servidores que ya no es necesario ni instalar.

  1. El flujo de trabajo más dinamico

La nube aporta un entorno virtual en el que todos los empleados de una empresa, sin importar su departamento, pueden encontrarse para realizar un trabajo conjunto y llevar a buen puerto hasta los proyectos más complicados. El trabajo de un miembro de equipo está disponible y actualizado para las demás personas que trabajan con él de forma inmediata. Los archivos almacenados y compartidos en nube siempre están disponibles y para acceder a ellos solo es necesario un dispositivo con conexión a Internet.

  1. Escalabilidad del negocio

La empresa está pagando solo por lo que está usando de verdad y si un día necesita más espacio en la nube o más servicios – se puede solicitar sin ningún problema, se la proporcionará de manera instantánea comenzando a pagar los costos adicionales solo a partir de ese momento.

  1. Actualizaciones del sistema automatizadas

Trabajar con la nube significa que las empresas no se tienen de qué preocupar por estar al día de las actualizaciones, porque es un cargo de los propios proveedores, que garantizan que todas las actualizaciones de los sistemas sean inmediatas sin ningún tipo de excepción.

  1. Seguridad de los datos

Por tener replicas en diferentes partes del mundo los datos siguen conectados y siguen siendo disponibles sin importar las circunstancias, ya sea una interrupción energética o tornado. Esta protección de los datos permite al negocio continuar adelante sin interrupciones y que la continuidad esté garantizada bajo cualquier tipo de contexto. Además, los proveedores están invirtiendo muchos recursos en la protección de la información.

Como vemos, el uso de la nube ofrece a sus clientes la oportunidad de explorar nuevas áreas para crecer, para mejorar experiencia de cliente y para ofrecer ahorros operativos y de costos que antes no eran factibles. También pueden ofrecer soluciones que aborden las barreras actuales para el crecimiento, así como como acomodar la adaptación de las próximas tendencias y los cambios del mercado. Desde escalar el poder del cálculo de la innovación de incorporación estratégicamente, demuestra cómo ser «ágil» en una era de transformación digital.

Usar la nube significa que cualquiera empresa desde un startup a una multinacional puede acceder a pagos web sofisticados, servicios de datos y más, cuando los necesitan y sin comprometerse a contratos de lock-in o productos complementarios que realmente no necesitan.

 

 

 

 

 

PSD2: Open Banking y colaboración

Para la transformación digital de los servicios financieros en general, y de la banca en particular, este año es muy significativo ya que, entre otras cuestiones importantes, ha entrado en vigor la nueva Directiva de la Unión Europea PSD2. Y nos trae un cambio fundamental y revolucionario para todos los participantes del proceso: Fintech, banca y consumidores. La directiva está orientada a fomentar la competencia, proteger a los consumidores y permitir la irrupción de nuevos modelos de negocio en Internet. Pero ¿qué significa esto?  

 

Que la PSD2 está “obligando” a los bancos a transformarse profundamente, a adaptarse a un nuevo entorno tecnológico y competitivo. La directiva está reduciendo las limitaciones para que aparezcan nuevos “players” que puedan ofrecer una alternativa en productos y servicios financieros. Además, está impulsando la creación de un ecosistema donde challenger Banks, neobanks, Fintech y banca clásica puedan trabajar juntos para crear productos y soluciones a medida de los consumidores. Porque la competitividad en el sector financiero, sobre todo con los gigantes tecnológicos queriendo abarcar parte del mercado bancario, requiere de esta colaboración entre banca y Fintech impulsando creación de un modelo de negocio bancario más flexible y orientado al cliente.  

 

Hablando de clientes, la PSD2 insiste en que el cliente sea el centro del negocio, le da el poder de ser el propietario de sus datos y la capacidad de elección, además de ofrecerle mayor protección.  Esto significa que el cliente puede autorizar a terceros para que puedan acceder a sus datos, con mayor seguridad, en la plataforma de su banco y realizar operaciones en su nombre. Estos terceros son: TPP (proveedores de servicios de pago), PISP (proveedores de servicios de iniciación de pago) y AISP (proveedores de servicio de información de cuentas) y pueden hacer pagos por orden del cliente y gestionar soluciones financieras personalizadas.  

 

El mundo financiero apuesta por la implantación de APIs para su transformación, abrir los datos bancarios a desarrolladores, startups y otros participantes del campo Fintech a través de plataformas abiertas supone el inicio de la era de Open banking. Y este movimiento hacia Open Banking y APIs abiertas aumenta la velocidad del cambio en la industria en general, en la medida que las empresas FinTech generan soluciones que les permitan alinearse rápido con las nuevas oportunidades. 

 

El Open banking es sin duda es una buena herramienta para cambiar el entorno de pagos para beneficiar a los usuarios. Al permitir el acceso a los datos a terceros de forma segura, se facilita la verificación de las cuentas bancarias, lo que ayuda a luchar contra el fraude online con mayor eficacia.

 

Normativas como la PSD2, acompañadas de sistemas soportados en blockchain y API’s capaces de poner en conexión a los usuarios con todo el sistema financiero es lo que alienta un nuevo mercado de soluciones a medida de cada individuo, algo que en SEFIDE EDE tenemos como eje principal de nuestra actividad, apoyándonos además en el valor diferencial respecto de otras Fintech de ser entidad regulada, por lo que aunamos tecnología y regulación financiera en una oferta de servicios Fintech Store para un modelo de Open Banking completo.

 

Biohacking

Una de las metas más importantes de cualquier persona es, y siempre ha sido así, la mejora de su calidad de vida, lo que le ha llevado a investigar avances en la ciencia y la tecnología para intentar lograrlo. Fruto de ello ha sido el desarrollo de muchas áreas y herramientas que usamos en la actualidad, desde la simple rueda hasta la inteligencia artificial. Una de las características del ser humano es que nunca se encuentra satisfecho en este aspecto, lo cual está bien porque esta insatisfacción sirve como gran empuje para el progreso.

Recientemente, se está hablando mucho sobre biohacking, lo que nos suena como algo de ciencia ficción, ¿verdad? En realidad el biohacking es la gestión de la biología humana con objeto de ampliar las capacidades físicas y mentales del sujeto, utilizando una serie de técnicas médicas, nutricionales y electrónicas.

Esta idea se ha convertido en algo más amplio que solo el autodesarrollo, ya que ha crecido hasta convertirse en una tendencia cultural, científica y, para algunos adeptos, en un estilo de la vida.

  • “¿No sois tan tontos como para desear ser un humano?” – pregunta Kevin Warwick uno de biohackers que empezó de experimentar con su cuerpo en los años 90.
  • Pues sí, deseo ser un humano pero me gustaría devolver a mi cuerpo el poder que tenía antes y el que perdió cuando las herramientas tecnológicas le hicieron doblegarse” – podría responderle Juanjo Tara, un ingeniero español  que está trabajando en el sector del biohacking en Suecia en un proyecto llamado BioPay Dev.

Juanjo es el primer humano que ha hecho una transferencia de criptomonedas con solo acercar su mano a un lector NFC. ¿Cómo lo hizo? Ha implantado debajo de su piel un chip que le permite hacer “biopagos. Un sencillo dispositivo consistente en una placa de Arduino y tecnología NFC conectados al ordenador permiten leer la información que envía el chip, con lo que pueden realizar ciertas operaciones de intercambio de información, como el programa que también ha desarrollado para gestionar las transferencias bancarias.

«¿De verdad te imaginas que en 20 años vamos a seguir llevando tarjetas de plástico en el bolsillo?» – pregunta Tara. Está seguro de que muy pronto será una cosa del pasado. «Imagina no tener que preocuparte por tu cartera, simplemente salir contigo mismo, pues al final somos nosotros los que debemos ser el centro de todo».

De momento, el chip, del tamaño de un grano de arroz, solo puede guardar la información para autentificación y necesita un software especial. Pero la idea es crear una herramienta que sea capaz de estructurar diferentes datos y darles diferentes usos desde un solo chip. Así la persona podrá llevar siempre toda su información como DNI, pasaporte, registros médicos, claves y números de tarjetas de crédito para poder usarla en cualquier momento y desde cualquier sitio.

Los chicos de BioPay Dev presentan su proyecto como un concepto en proceso de desarrollo, pero en realidad el biopago ya existe y está en uso, aunque nos quedan todavía muchas preguntas por resolver. Por ejemplo, una de las más importantes: la seguridad, porque su proyecto está desarrollado con código abierto, por lo que puede ser descargado, leído, repetido, modificado y … hackeado. ¿Se podría solucionar con la tecnología blockchain ya que la llaman la más segura de momento? Sí, pero aquí nos aparece otro problema: el de la Regulacion, una de las cuestiones más importantes en realidad debido a que la legislación vigente no contempla este tipo de soluciones y, además, los sistemas regulatorios están pensados para los modelos de banca convencional y, recientemente, los nuevos entornos Fintech; sin embargo, la filosofía que subyace en los sistemas desarrollados con la cadena de bloques es la desintermediación y la seguridad distribuida, algo que no cuadra con los estándares bancarios y de la administración central.

No obstante, donde hay datos importantes debe existir protección, regulación y control. Y este reto solo se puede afrontar colaborando biohacklabs, startups de software, entidades financieras de “nueva generación”, estructuras convencionales como bancos y gobiernos. Todos deben trabajar juntos para encontrar soluciones aceptables para un ecosistema que cada día se hace más complejo a pesar de que las herramientas tienden a simplificar las relaciones.

Hay que ser consciente de que el mundo está cambiando cada día, que el progreso corre a pesar de que lo frene una legislación poco previsora y que avances como el biohacking ya no se desarrollan en grandes compañías sino en laboratorios entusiastas, que el conocimiento está disponible para cualquiera y que los viejos modelos ya no funcionan. Para esto estamos aquí en la ola del progreso, trabajando en mejorar la vida financiera de cada uno, para desarrollar nuevas soluciones y cumplirlas, sin perder de vista los imperativos regulatorios y abiertos para que las soluciones de dinero digital lleguen a todas las personas. ¿Nos acompañas?

Transformación digital. El nuevo imperativo para los negocios

Actualmente, en todo el mundo, las empresas están aprendiendo a atender a una nueva clase de clientes, tanto jóvenes como adultos, que esperan un acceso confiable las 24 horas, los 7 días de la semana, a experiencias integrales y multicanal. Estos usuarios, además, están muy acostumbrados al uso de las redes sociales donde, de manera inmediata, pueden dejar comentarios y expresar sus opiniones. También esperan que se conozcan sus preferencias personales, dando lugar a la necesidad de crear una nueva generación de sistemas de análisis y administración de datos.

Las interacciones con clientes y socios conducen a mayores volúmenes de datos valiosos, combinados con una regulación de protección de datos más estricta. La rápida intensificación del cibercrimen también crea un entorno muy desafiante para las empresas.

La transformación digital puede ser una gran noticia para una nueva compañía que está comenzando. Sin encontrarse encadenada a los sistemas existentes, puede lanzar su negocio al mundo, crear y alquilar servicios sin la molestia de las plataformas de IT tradicionales. Pero para las empresas establecidas con sistemas más antiguos, la situación no es tan simple y la transformación digital de la noche al día, como dice la frase, simplemente no es una opción fácil de poner en marcha.

Para ambos grupos, el desafío es cómo gestionar esta cuestión. El panorama de IT es más complejo, con más opciones para elegir y más decisiones que tomar. El liderazgo efectivo de IT y los entornos digitales son hoy más importantes que nunca.

Las pregunta más importante para todas las empresas que operan en entornos comerciales altamente competitivos es cómo podrán ponerse al día o mantenerse a la vanguardia digital de su competencia.

¿Qué plataforma en la nube es el mejor lugar para sus aplicaciones y almacenaje de datos críticos? ¿Qué decisiones sobre redes necesitan para lograr un futuro digital robusto? ¿Quiénes son los mejores equipos para migrar, transaccionar y mantener todo seguro las 24 horas? ¿Cómo pueden priorizar de forma efectiva y convertir el negocio de IT en una fuente de mejora comercial y una ventaja competitiva?

En un mundo de disrupción digital constante y altas expectativas de clientes, estas son preguntas que no pueden ignorarse. A medida que las empresas digitales aumentan su importancia para la estrategia corporativa, los equipos de IT de toda Europa vuelven a evaluar cómo pueden ofrecer el mejor valor para sus organizaciones.

El cambio es inevitable ante el aumento de la competencia, la disponibilidad mejorada del sistema y las demandas cambiantes de los clientes.

Sin embargo, aunque la frase más comúnmente utilizada en la actualidad, «transformación digital», sugiere que el proceso podría completarse de la noche al día, la experiencia demuestra que es un largo viaje de mejora contínua. Las decisiones tomadas tendrán consecuencias duraderas, determinando el éxito o el fracaso de su estrategia comercial.

Y para entender cómo hacerlo lo más rápido y lo más eficaz posible, Claranet entrevistó a 750 altos cargos de IT y Digital de una gran variedad de organizaciones de Europa, cuyo resultado ha sido el informe «Beyond Digital Transformation».

En la encuesta de Claranet,  los participantes evaluados en la categoría Leader sugieren que sus organizaciones eligen abordar estos desafíos al asociarse con los proveedores de servicios administrados (MSP) y el uso de tecnologías en la nube. Las respuestas de estos participantes muestran una preferencia por realizar negocios al inicio de su mejora digital. Por lo general, el proceso que realizan es no subcontratar ninguna de sus operaciones de IT, ya que eligen administrar y mantener internamente todos los sistemas en la empresa. No obstante, dos tercios de los líderes digitales delegan al menos algunas de sus funciones críticas para el negocio a socios de confianza.

El consenso es que esto les ayuda a liberar recursos y presupuesto para la inversión en proyectos estratégicos. Los encuestados dijeron que también les ayuda a sus empresas a superar el problema de la escasez de habilidades porque, de esta manera, la responsabilidad del MSP es encontrar a la persona adecuada.

Este informe señala 6 claves para una transformación digital exitosa:

  1.  Seguridad. Mantener la seguridad de los datos sigue siendo una prioridad para las empresas europeas y, con el nuevo Reglamento General de Protección de Datos en marcha, existe una mayor urgencia para mejorar los estándares.
  1. Experiencia del cliente. Las mejoras digitales significan que las empresas pueden volver a evaluar cómo atienden a sus clientes, utilizando tecnología para mejorar la experiencia del cliente y las operaciones de back-end.
  1. Aplicaciones. Las aplicaciones son cruciales para retener y analizar los datos, alimentando casi todos los procesos comerciales modernos. Las empresas europeas están centrando su atención en mejorar su rendimiento y fiabilidad.
  1. Sistemas fragmentados. Los sistemas cada vez más complejos han llevado a la fragmentación de los mismos, lo que hace que sea más difícil administrar y controlar los costos, los clientes y los empleados.
  1. Móvil. Las aplicaciones deben ser desarrolladas para funcionar en dispositivos móviles con el fin de cumplir con la experiencia continua de ‘móvil primero’ (mobile first) que los clientes esperan ahora.
  1. Disponibilidad del servicio. En un mundo de 24×365, los clientes y empleados esperan hacer uso de los servicios de cualquier negocio cundo y dónde quieran y cómo lo deseen.

¿Y cómo está la situación en España?

El año pasado, los líderes de IT españoles disfrutaron de un aumento de su presupuesto superior al promedio y un consiguiente buen rendimiento estratégico general. Sin embargo, a pesar de tener más para gastar, los encuestados en España dijeron que tienen los presupuestos de IT más bajos; sólo £ 3.9m frente a la media europea de £ 6.2m.

Las firmas españolas aún enfrentan los mismos desafíos principales que sus contrapartes internacionales: la necesidad de aumentar la seguridad, además del rendimiento y la confiabilidad de las aplicaciones.

No obstante, su tercera prioridad es algo diferente, ya que las empresas luchan por satisfacer las demandas de acceso de sus clientes las 24 horas, los 365 días del año.

Sin embargo, todavía hay signos alentadores. España lidera el camino en lo que respecta a la cultura del liderazgo, con el 29% de los encuestados expresando que sus equipos tienen una visión externa y están totalmente facultados para actuar de manera proactiva. Este datos es considerablemente más alto que el promedio del 16% y casi cuatro veces más que sus vecinos de Portugal. Los encuestados esperan ver que este enfoque centrado en el cliente se traduzca en el desarrollo de productos de forma más rápida y una mayor agilidad empresarial.

Al priorizar los datos, el análisis y la capacidad de respuesta, las empresas españolas están ganando la batalla de la mejora digital. La quinta parte (20%) ya ha estructurado todos sus datos, listos para su uso en análisis y toma de decisiones estratégicas, una vez más, muy por delante de la media de Europa, que está en el 13%. De manera similar, los líderes de IT están logrando importantes avances a medida que tratan de automatizar las aplicaciones comerciales para una mayor eficiencia, reduciendo la necesidad de intervención manual.

Como los líderes de IT en España se centran en la disponibilidad y confiabilidad de las aplicaciones, pueden estar pasando por alto otro aspecto importante de sus operaciones. Más de la mitad de los encuestados no logran automatizar la configuración de la infraestructura, lo que aumenta sus gastos administrativos y gastos generales.

Curiosamente, casi una cuarta parte (23%) de las firmas españolas todavía no subcontratan ninguna de sus propiedades informáticas. Cuando se enfrenta a una verdadera escasez de habilidades, esto sin duda se sumará a los costos de funcionamiento, ejerciendo más presión sobre el presupuesto de IT y haciendo aún más difícil mantener las operaciones las 24 horas, los 7 días de la semana. Aquellas empresas que contratan a proveedores externos esperan liberar tiempo adicional para enfocarse en la innovación y recursos para dedicar a la estrategia de la compañía, lo que ayudaría a extender aún más el limitado presupuesto de IT.

Leer Informe completo

 

Inteligencia Artificial: ¿son robots humanizados o como herramientas sencillas también nos valen?

El termino «Inteligencia Artificial» o «IA» es uno de los más usados en las publicaciones relacionadas con diferentes áreas relacionadas con la educación, la medicina, las ciencias sociales o financieras, la empresarial…, pero todas coinciden en que la IA es el futuro de casi cualquier sector.

Por una parte, tienen razón, porque no usar las nuevas tecnologías aumenta el riesgo de quedarse desfasado con respecto a las últimas tendencias y perder el ritmo de desarrollo de Mercado; pero, por otro lado, no todas las áreas necesitan el mismo nivel de fomento de la inteligencia artificial, porque las necesidades de automatización difieren según de qué industria se trate.

Las empresas que se dedican a la producción de robots inteligentes se esfuerzan mucho por hacer que las interacciones con la IA sean lo más realistas posibles en sonido, comportamiento y reacciones de sus creaciones. Pero muchas veces al buscar la perfección pierden la razón de su trabajo, y esta razón es optimizar las operaciones, ahorrar costes y aumentar la satisfacción del cliente.  ¿De verdad las características humanas son imprescindibles para cumplir estas funciones en todos los campos? puede que no sea lo que los consumidores quieren.

No dudamos que algunas áreas necesitan las capacidades de pensamiento crítico más altas posibles, pero estas aplicaciones son solo una parte del futuro generalizado de la IA. Otras necesitan una forma sencilla de IA porque, por ejemplo, incrementar los sistemas artificiales de percepción y de toma de decisiones simplemente no es necessario.  Un buen ejemplo en este caso sería la banca. Porque el servicio “atención al cliente siempre disponible”, es decir servicio de 24 horas, sí puede necesitar la automatización del proceso de interacción con el usuario y la respuesta más rápida. Y, sin embargo, los consumidores no necesitan una IA con desarrollos específicos de diferentes niveles de comodidad personal, preferencias y sensibilidad. ¿Por qué?  La banca, en general, está formada por los mismos tipos de interacciones, independientemente de quién o dónde se encuentre: disposiciones de efectivo, depósitos y transferencias. En estas interacciones, el objetivo es la velocidad y la simplicidad en todos los canales. Es decir, comunicarse con una institución bancaria para ejecutar varios tipos de transacciones no requiere un sistema de mensajería basado en inteligencia artificial; solo necesita poder interactuar y hacer recomendaciones o transferencias basadas en la necesidad inmediata del cliente y en el histórico de transacciones similares para recuperar datos repetitivos. Y esas necesidades siguen siendo iguales independientemente de la demografía, sea un pensionista o una estudiante, al final quieren la misma cosa: hacer alguna transacción.

¿Y qué tal los neobancos y las Fintech? ¿Cómo están usando las últimas tecnologías? Este año observamos que estas innovaciones se están aplicando en cinco áreas principales:

  1. En el asesoramiento financiero automatizado o desatendido, que, evaluando todas las opciones disponibles, pueden encontrar para el inversor la mejor opción en términos de riesgo/éxito.
  2. En la atención al cliente o chatbots basados en IA con habilidades de conversación humanizada, desarrollados con big data y aprendizaje automático.
  3. En los pagos online y aplicaciones financieras, especialmente en el sentido de autorización y de prevención de fraudes y gestión de riesgos. Los sistemas son capaces de aprender el comportamiento normal del usuario y reconocer situaciones peligrosas, hasta prevenirlas en un futuro.
  4. En el cumplimento regulatorio, en su mayoría son programas que son capaces de detectar cualquier incumplimiento.
  5. En la predicción de los mercados de acciones y futuros. Son sistemas capaces de evaluar la publicidad de las empresas, comentarios de analistas y otros factores, haciendo un análisis de sentimientos y además comparar la información con hechos históricos para predecir la rentabilidad de las acciones.

Es hora de comenzar a preguntarse dónde son más valiosas las soluciones de IA, y qué nivel de aprendizaje avanzado se necesita para satisfacer a la mayoría de los consumidores. Por eso es tan importante que cada empresa o entidad evalúe individualmente cómo y dónde encaja la IA en su transformación digital, mucho antes de que sea lo suficientemente sofisticado para rivalizar con el contacto humano. Debido a que las expectativas de velocidad y disponibilidad ya están contempladas, si la IA como herramienta de automatización se ignora en el corto plazo, se corre el riesgo de retrasar la evolución a largo plazo de esas industrias.

 

Ir a Arriba